Yacht Master Ocean, el último peldaño en la formación RYA

A inicios de este mes de diciembre que ya se acaba, Menorca Yachting y Yacht Point impartieron el último curso Yacht Master Ocean del año. Un curso de una semana que gira entorno a los dos grandes ejes (con permiso del mantenimiento, siempre esencial) de la náutica oceánica: navegación y meteorología. Es un curso teórico donde se revisan las diferentes técnicas de posicionamiento astronómico y donde se analizan los acontecimientos meteorológicos a nivel mundial. Una delicia para los sentidos para todo aquel que sea un fanático de los estudios náuticos.

Almanaque, coordenadas celestes y correcciones de todo tipo...Quien algo quiere, algo le cuesta.

Almanaque, coordenadas celestes y correcciones de todo tipo...Quien algo quiere, algo le cuesta.

La titulación Yacht Master de la Royal Yachting Association consta de tres niveles: coastal, offshore y ocean. Igual que sucede con las titulaciones de la Marina Mercante, es necesario superar el nivel inferior para poder acceder al superior. Si bien la piedra angular de este esquema es el YM Offshore, el  YM Ocean se hace necesario para poder navegar sin limitaciones en embarcaciones de hasta 200 GT. Si el YM Offshore es un curso teórico-práctico, donde el examen consiste en embarcarse dos días con un examinador y resolverle todas sus dudas y contratiempos, el YM Ocean consiste en demostrar (examen escrito y defensa de una travesía y sus distintos posicionamientos ante un examinador) que dominas las diferentes técnicas de orientación (sextante, compass check, etc...) y que cuentas con los conocimientos para hacer frente a las eventualidades oceánicas.  En el Offshore demuestras que sabes navegar, en el Ocean, que estas preparado para todo.

No son un grupo de músicos callejeros, son futuros Oceans calibrando el sextante y levantando curiosidades de todo tipo en la Barceloneta.

No son un grupo de músicos callejeros, son futuros Oceans calibrando el sextante y levantando curiosidades de todo tipo en la Barceloneta.

Para ello, el Instructor Pere Valera, desarrolló un programa basado en casos prácticos a los que uno puede enfrentarse cuando se navega en lugares donde las únicas referencias para situarse las encuentras en el cielo: sol, luna, estrellas y planetas. No pidas nada más, que no hace falta. Y una vez entendidos los conceptos, un rodaje mecánico a base de un buen número de casos particulares, de ejercicios que harán que asimiles casi de manera automática unos procesos que en un primer momento parecían difíciles y antipáticos.

Un buen consejo para afrontar el curso es "no asustarse". Lo más difícil lo tienes hecho, ya eres YM Offshore. Es una cuestión de tiempo y ganas. Los principios por los que se rige la navegación astronómica son exactamente los mismos que la costera: líneas de posición, ni más ni menos. Si entiendes el sentido de una demora, comprenderás una recta de altura. Seguro.

¡Ahí vamos! Pere, nos indica cómo cazar el sol y bajarlo hasta el horizonte. 

¡Ahí vamos! Pere, nos indica cómo cazar el sol y bajarlo hasta el horizonte. 

En definitiva, un curso sobre el no tan antiguo arte de la orientación náutica. Tenemos infinidad de opciones electrónicas para saber donde estamos, en todo momento, en cualquier barco, y es muy improbable que todas ellas fallen a la vez. En eso estoy de acuerdo. Sin embargo, además de tener que estar preparado para lo improbable (principio orgánico del arte de navegar),  no hay que perder el contacto con los fundamentos. Conoce tu entorno, entiende su información. En el fondo, nos basta con leer lo que tenemos alrededor para saber donde estamos. Y esa es la única cuestión importante al fin y al cabo: dónde estamos y hacia dónde vamos. Náutica pura. 

 

Dani de Bita