Campeonato Catalunya de cruceros 2015

Sail & Sea Barcelona desarrolla un proyecto de formación de tripulación de regatas en la embarcación Ninuriata con el objetivo de llegar dignamente al Trofeo Conde de Godó 2016.

 

 

A pesar de que el proyecto empezó en Abril de 2015, solo hemos tenido ocasión de realizar 2 entrenos serios (con tripulación casi al completo). Esta es, sin duda, la primera dificultad de un equipo de regatas: la asistencia continuada-

 

Se decidió hacer el Campeonato de Catalunya en Vilanova, por la importancia del campeonato, y para que sirviera a la tripulación para ver cómo es un campeonato de estas características (para la mayoría sería entrar por la puerta grande: no sería su primer campeonato, sino su primera regata). Es esencial que los miembros del equipo vean la importancia de la sincronización de la tripulación para realizar buenas maniobras y en el menor tiempo posible. En este tipo de regatas, los resultados en tiempo compensado*, van muy ajustados, siendo pocos los segundos que pueden separar un puesto de otro, por lo que un fallo que retrase la maniobra unos segundos, puede significar pasar de la tercera posición a la cuarta o quinta… y estos errores son acumulativos, o sea que cada vez que cometes algún error, el barco va bajando posiciones en la clasificación de la prueba.

 

 

Llega el sábado (primer día de regata), todos con tantas ganas como nervios, pero falla algo… ¡el viento!  Prácticamente inexistente, el comité de regatas, después de la reunión de patrones, decide hacer aplazamiento en tierra (los barcos no hace falta que salgan al agua, y en caso de bajar aplazamiento, los barcos disponen de 45 minutos para hacerse a la mar, así no esperamos todos “flotando” sin poder hacer nada). Sobre el mediodía, nos parece ver algo de viento por lo que decidimos intentar hacer un entreno (teníamos algún tripulante que venía por primera vez con nosotros y habíamos redistribuido las posiciones para el campeonato, por lo que era muy importante para nosotros ese entreno), y tuvimos mucha suerte, unos 5-6 nudos de intensidad de viento nos sirvieron para realizar nuestro entreno de casi 2 horas. ¡Fue todo perfecto!

Pudimos practicar viradas con poco viento (en alguna de ellas no perdíamos ni 0,5 nudos de velocidad, ¡fantástico!), y sobre todo, pudimos probar el trimming del spi y las trasluchadas.

 

Y llega el domingo. Para hoy tenemos un parte mucho más favorable, 12-15 nudos del Este, pero cuando llegamos por la mañana, todavía no había nada de viento… un poco preocupados, vamos preparando el barco y en poco rato empieza a subir el viento, cogemos el Génova 3 que habíamos dejado en tierra el sábado para no llevar más peso en el barco del necesario, y nos preparamos para salir al agua.

 

Hemos salido un poco justos de tiempo por un contratiempo con uno de los tripulantes. Faltan 10 minutos para la señal de atención, no tenemos tiempo de entrenar y subimos la mayor, una vez izada queremos subir el Génova 2 cuyo rango de viento es de 8-14 nudos de viento y en ese momento debemos tener 10-11 nudos. ¡Génova 2 arriba!, y un tripulante me dice: no, el Génova 2 lo hemos dejado en tierra… ¡vaya! Al coger el 3 y decir que pusieran el 2 arriba, entendieron que el 2 bajaba a tierra…  tras unos segundos de incertidumbre y reflexión (¡¡¡###!!!), decidimos poner el 3 que es para 14-20 nudos.

 

Todo pasa muy rápido: ya han montado la salida  y tenemos el tiempo justo para marcar en el gps la ubicación de la boya y el comité. El proa comprueba la enfilación con tierra para saber a que distancia nos encontramos de la línea. Vemos que esta un poco favorecida por boya, por lo que decidimos salir por la mitad de la línea tirando hacia la boya. Buscamos nuestro sitio, tenemos sólo un barco cerca, los otros han decidido salir por comité o pegados a la boya. Como solo somos 2 barcos y tenemos la mitad de la línea de salida para nosotros, no es difícil conseguir salir con mucha velocidad y por el sitio deseado (cerca de la boya). Perfecto.

 

Una salida muy buena y vemos que podemos mantener muy buena velocidad y ángulo respecto a los otros barcos (esto es especialmente positivo dado que nuestras velas están un poco desgastadas/deformadas y los otros barcos son mayores que el nuestro, por lo que deberían correr y ceñir más). Muy bien, muy buenas sensaciones. El viento viene del rumbo 90 aproximadamente (si, aproximadamente porque la electrónica del barco no funciona  y solo tenemos el heading (rumbo) y velocidad del barco por gps. Seguimos el bordo amurados a estribor, esperando que role un poco a la izquierda. Los otros barcos van virando, nosotros apuramos un poco más esperando ese role y ya casi cuando llegamos a la layline** un pequeño role de 5 grados a la izquierda que aprovechamos. Llegamos a la boya de barlovento muy cerca de los otros barcos, dejando alguno por detrás.

 

Ahora viene lo más difícil: cuando lleguemos a la boya tenemos que abrir rumbo y que toda la tripulación, coordinada, realice la maniobra. Y así sucede: se abre rumbo, simultáneamente abrimos la mayor y un poco el Génova, previamente ya se había subido el tangón con la braza ya engatillada. El palo iza el spinnaker y simultáneamente se caza la braza. Justo llegar el spinnaker a tope se caza la escota del mismo y se baja el Génova. ¡Perfecto! Ha salido todo bien, de hecho, no solo no hemos perdido posiciones, si no que alguno ha tenido problemas e incluso alguno se ha tenido que retirar… Es un conjunto de maniobras muy delicadas y es muy fácil que surjan problemas. Uno de estos barcos, incluso tuvieron que subir a una persona al palo para ayudar a bajar el gennaker y estos se retiraron definitivamente del campeonato al no tener opciones de ganarlo (como solo queda el domingo para hacer las pruebas, como máximo haremos 3 pruebas y sólo con 4 pruebas puede haber un descarte).

 

Bueno, aquí somos conservadores. A pesar de que la maniobra ha salido perfecta, no nos la podemos jugar a estropearlo todo en una maniobra, por lo que no traslucharemos a menos de que el role del viento nos fuerce a ello. Vamos bajando y vemos que aquí también nos mantenemos en velocidad y ángulo, muy bien. Hacemos lo mismo que en la ceñida pero de popa, seguimos nuestro rumbo, algunos barcos empiezan a trasluchar, nosotros aguantamos un poco más para no tener que hacer 2 trasluchadas. Bien, llega el momento, tenemos que trasluchar para ir a la puerta***. ¡Preparados para trasluchar! Todos nos ponemos en nuestras posiciones y con calma realizamos la trasluchada! Perfecto, otra vez ha salido todo bien, y nos dirigimos a la puerta. Ahora vamos amurados a babor, vemos que no llegaremos comprometidos con ningún otro barco, por lo que decidimos coger la boya de babor para hacer la maniobra lo más fácil posible, de natural. Nos acercamos a la boya, subimos el Génova con un poco de antelación por si surge algún imprevisto, todo va bien, apuramos un poco más con el spinnaker hinchado y a las pocas esloras de la boya, ¡spi abajo!. Se recoge el spinnaker sin ningún problema, empezamos a cazar mayor y génova mientras estamos pasando la boya. Muy bien, salimos amurados a babor sin ningún barco que nos moleste (desvente). Vemos con los barcos que están un poco más avanzados que nosotros que parece haber un pequeño role a la derecha, por lo que seguimos con este rumbo. Vamos subiendo y un poco antes de llegar a la layline viramos al heber un pequeño role a la derecha. Nos vamos acercando a la boya de barlovento, no hay suficiente role favorable, por lo que tenemos que hacer un pequeño “repicón”**** para pasar la boya.

 

Estamos muy bien posicionados, mucho mejor de lo que nos esperábamos, por lo que tenemos que evitar en lo posible, cometer ningún fallo. Seguimos siendo conservadores y repetimos la estrategia de la popa anterior. Sale todo según lo previsto y llegamos a la línea de llegada 3 embarcaciones con 5 segundos de diferencia. Como somos los de rating inferior de esas embarcaciones, les hemos ganado. Hemos hecho un 4º de nuestro grupo. Estamos muy contentos por la gran labor de equipo y porque esta ha sido recompensada con el resultado.

 

¡No nos podemos relajar! El barco comité no tiene ninguna bandera izada, solo la azul de llegadas, lo que significa que hay otra prueba.

 

Intentamos mantener la concentración de toda la tripulación, algo muy difícil debido al estrés de toda la primera prueba… y no, no lo conseguimos… unos hablando, otros sacan panellets… bueno empiezan con el procedimiento de salida y rápido todos a sus puestos… y volvemos a llegar justos para tomar la posición de la boya, del comité y la enfilación.

 

Esta vez el viento ha rolado 10º a la derecha esta al 100. Pocos momentos antes, habíamos hecho una lectura de la dirección del viento y nos daba 120º por lo que vemos que el viento es oscilante entre el 80 y el 120. Ahora la salida “da” por el comité, por lo que buscamos nuestro espacio para poder salir por ahí. Hay otros barcos que también quieren esa posición, por lo que no es “tan fácil” como en la primera. Somos los que estamos más a barlovento de la flota, por lo que no tenemos preferencia alguna. Si un barco de sotavento nos empieza a orzar, nos tendremos que separar, así que intentamos evitar esa situación. Hay un primer barco que lo intenta, pero pinchamos (nos ponemos proa a viento) para frenar un poco el barco y dejarle pasar. Efectivamente, así pasa, ahora tenemos otro. Este nos “busca” un poco más pero seguimos con lo mismo, pinchamos y cuando el “cae” (arriba), nosotros también. Esto lo hacemos sucesivas veces, hasta que pocos segundos antes de la salida, ellos caen definitivamente para coger velocidad y nosotros también, teniendo el espacio suficiente para coger velocidad y salimos perfectos… pero un barco “de los grandes” viene amurado a babor y nos vira a escasos centímetros a nuestro sotavento… como el barco es grande y rápido, nos molesta (desventa) y tomamos la decisión de virar. A pesar de esto, hemos hecho otra salida buenísima.

 

En esta prueba, sabiendo que el viento oscila entre el 80 y el 120, vamos virando para coger el mejor bordo posible. Al igual que en la prueba anterior, todas las maniobras salen perfectamente. En esta prueba, quedamos los 5º de nuestro grupo, ¡muy bien!

 

Llegamos a la línea de llegada y vemos que solo esta la bandera azul, ¡otra prueba más! (como mínimo). Pues bien, lo mismo, intentamos que no baje la concentración y esta vez la sensación es que no ha bajado.

 

El viento sigue del 100, la salida sigue un poco favorecida por comité, decidimos “repetir” la salida por barco comité. Esta vez nos lo ponen aún más complicado, un barco nos quiere “echar” de la línea de salida, pero después de luchar mucho por nuestro espacio, conseguimos que no nos echen, pero el proa por miedo a hacer un fuera línea, hizo retrasar al caña con lo que perdimos unos valiosos segundos… pero para eso estamos en esta regata: ¡para aprender!

 

Salimos muy bien colocados pero con menos velocidad de la deseada, así que teníamos un barco a sotavento más grande que nosotros, con más velocidad y mejor ángulo de ceñida, con lo que tuvimos que virar enseguida para no molestarles.

 

En esta ceñida, daba la sensación que el viento volvería a la izquierda, así que tan pronto como pudimos, volvimos a virar para ir “por abajo”. Cuando llegamos casi a la layline, viramos para ir a la boya y en pocos segundos… ¡pum! Y el Génova bajó 1 metro. ¡Se rompió la driza del Génova! No pasa nada, seguimos con el rumbo pero con mucha menos velocidad, bajamos del todo el Génova y cogimos la otra driza de genova (los barcos de regata llevan 2 drizas para poder hacer pilings***** de Génova) y lo volvimos a izar.

 

A pesar de esta pérdida de tiempo, estábamos todavía delante, y al llegar al final de la empopada, nos viene un barco amurado a estribor (nosotros íbamos amurados a babor), pensábamos que pasaríamos pero no… estábamos a muy poca distancia de la puerta y con la poca práctica que tenemos, no teníamos tiempo para hacer las dos trasluchadas en tan poco tiempo… por lo que no nos pudimos apartar a tiempo y se tuvieron que apartar ellos… sabíamos que habíamos cometido una infracción por lo que nos teníamos que penalizar lo antes posible. Izamos el Génova, bajamos el spinnaker i trasluchamos con el Génova. Con todo lo que había pasado había un lio descomunal de brazas, escotas de spinnaker y Génova, con lo que no nos pudimos penalizar hasta pasados unos 5 minutos… hicimos la penalización y a pesar de todo lo sucedido, quedamos 6º de nuestro grupo.

 

A la llegada, el barco comité tenía izadas N sobre A, no más pruebas hoy.

 

Al final quedamos 5º de nuestro grupo, mucho mejor de lo que esperábamos, por lo que todos estábamos muy contentos y satisfechos por el buen trabajo realizado.

 

Ya estamos preparando el próximo entreno teniendo muy en cuenta todo lo aprendido en esta regata.

¡Gracias a tod@s y felicidades!

 

 

Oriol Forn.

Director deportivo de Sail & Sea Barcelona.

 

 

 

* tiempo compensado: Todos los barcos son distintos, por lo que cada barco tiene su rating, que es un coeficiente resultante de las mediciones del barco, velas y pruebas de escora. Todos los barcos del mismo grupo salen juntos y el comité toma los tiempos de llegada de cada barco. A ese tiempo se le aplica el coeficiente y sale como resultado la clasificación en tiempo compensado, que es la realmente importante.

 

** layline es el punto que al virar o trasluchar te llevará a la boya de destino.

 

*** puerta son 2 boyas que se colocan en sotavento pudiendo escoger cual de ellas pasas pero pasando siempre por en medio de las 2. Esto da mucho juego táctico.

 

**** repicón son dos viradas muy seguidas para coger el barlovento que te ha faltado al calcular la virada en la layline.


***** pilings es poder hacer un cambio de Génova o spi navegando. Subir la nueva vela sin bajar la otra, y una vez esta operativa, bajar la primera.